La bipolaridad, en términos generales, se define como aquel trastorno crónico o episódico que puede provocar cambios en el estado de ánimo, ya sea de manera exaltiva o en disminución, lo mismo que la vitalidad, que en episodios puede ser energética y en otros apacible o depresiva. Todo este círculo es lo que se conoce como manía, hipomanía y depresión.

De dónde viene este trastorno?, por qué se da en algunas personas y en otras no?, es algo complejo de explicar, hay estudios que indican que es por cambios en el Sistema Nervioso Central, por factores genéticos, psicosociales y hasta neurobilógicos. El tratamiento para este tipo de trastorno es farmacológico y de acompañamiento psicoterapéutico.

Si convives con una persona con este trastorno y deseas ayudar, para eso es este blog. unos pasos o acciones sencillas de realizar para una mejor convivenvcia.

 

PRIMERO

Observa muy bien sus conductas para detectar cuando ocuuren:

Cuadros depresivos

Irritabilidad

Falta de atención

Patrón de sueño alterado

Episodios donde todo lo magnifica

Comportamientos optimistas

Euforio y alegría

Períodos de profunda tristeza

SEGUNDO

Juntos conversen sobre estos síntomas, familiarícense con ellos, aprendan a reconocerlos para abordarlos de la mejor manera cuando se presenten. Lleguen a acuerdos, que tanto quien lo padece como quien lo acompaña sepan que están juntos es esto.

TERCERO

Elaboren un plan de acción sobre cómo actuarán cuando se presenten las situaciones de crisis descritas en el punto uno, pueden usar calendarios y llevar un diario. Anoten cuándo ocurre, en qué momento del día, que situación pasó antes del episodio, cuánto duró el episodio, qué conductas o acciones hizo. Llevar un registro de lo acontecido es lo que se conoce como línea base, y puede ayudarles a crear un plan de acción.

CUARTO

Evite las discusiones

Limite un poco el número de actividades para no sobreestimular el cerebro

Cuidar que no se automedique pero que cumpla con las recomendaciones farmacológicas

Evitar las bebidas estimulantes como el café.

 

Convivir con una persona bipolar puede resultar desafiante y complicado, ya que este trastorno provoca grandes alteraciones en el comportamiento de la persona que lo padece, sin embargo, si se mentienen las rutinas y hábitos estables, un ambiente controlado de estrés puede llevar una vida lo más normalizada posible.

Lo importante aquí es que no hay un culpable para este padecimiento, y que se puede ayudar en una u otra forma, hasta la más pequeña acción cuenta.

Si desea más ayuda a nivel psicoterapéutico no dude en contactarnos a través de la página:  www.terapia-virtual.com    ó        www.psicologaonline.ch

Agende una cita con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code